Botas de trabajo ideadas para la protección

Botas de trabajo protección

 

El calzado para uso profesional o ropa de trabajo es el calzado ideado para ofrecer la mejor protección posible al pie y la pierna del operario tratando de evitar los riesgos derivados de la realización de actividades laborales. Las punteras metálicas son el elemento más importante del calzado de seguridad ya que, en caso de peligro, protegerá convenientemente los dedos de los pies evitando accidentes y posibles lesiones. Estos son otros elementos importantes en el calzado de uso laboral:

  • Suelas externas de caucho o sintéticas con distintos dibujos. Aquí el material siempre es más importante que el dibujo y debe presentar un alto coeficiente de fricción. En las obras de construcción, por ejemplo, se utilizan suelas reforzadas a prueba de perforación, así como plantillas internas metálicas en caso de no disponer de esta protección.
  • El calzado debe estar íntegramente cosido o pegado mediante vulcanización directa, sin ninguna clase de clavos ni elementos que puedan conducir la electricidad.
  • En lugares con electricidad estática, el calzado protector debe tener suela externa de caucho conductor para permitir la salida de cargas eléctricas. En la actualidad se utiliza calzado con propiedades antielectrostáticas y también que pueda proteger ante descargas generadas por fuentes de baja tensión. En estos casos es preciso regular la resistencia eléctrica entre la plantilla interna y la suela externa para que el calzado pueda proteger dentro de un intervalo de tensiones determinado.
  • Para proteger la pierna por encima de la línea del calzado se utilizan las polainas y espinilleras metálicas, caucho o cuero. Es importante esta protección sobre todo para evitar quemaduras. En algunos trabajos como talleres de fundición y moldeo se utilizan rodilleras a modo de protección.
  • En cuanto a las lesiones de origen químico, las botas de caucho sintético son muy eficaces. Si se trabaja cerca de fuentes de calor intenso es importante usar botas, zapatos, o polainas protectores aluminizadas. Es mejor que los metales no tengan lengüeta y los cordones salgan por la parte superior.
  • No solo son importantes la durabilidad y la seguridad sino también la comodidad del trabajador, también aspectos como la ligereza o incluso un diseño atractivo.

 

Según el nivel de protección que ofrece el calzado de uso profesional podemos clasificarlo en tres categorías:

  • Calzado de seguridad: proporcione protección en los dedos de los pies mediante topes diseñados pare absorber impactos con niveles de energía de hasta 200 J y frente a la compresión estática de cargas de hasta 15 KN según la Norma EN20345.
  • Calzado de trabajo: están destinados a proteger al trabajador en sectores donde el calzado no ha sido concebido sin llevar tope de protección contra impactos en la puntera según la Norma EN20347.

 

Indumentum dispone de una amplia variedad de calzado de trabajo de todos los sectores y cumple escrupulosamente la normativa legal vigente para ofrecer productos de la más alta calidad. Para cualquier consulta no dude en contactar con nosotros.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0